Nuevas rutinas en el periodismo digital



“Los periodistas se han extraviado en el laberinto de una tecnología disparada sin control hacia el futuro”. Esta célebre frase es del periodista y escritor Gabriel García Márquez, pronunciada en su discurso ante la 52ª Asamblea de la Sociedad Interamericana de Prensa, celebrada en Los Ángeles (Estados Unidos), el 7 de octubre de 1996.


Por: Karelia Toledo

Parece que desde ese período, el afamado Gabriel García Márquez, ya vislumbraba el futuro que le esperaba a los periodistas. Estos servidores públicos han tenido que adaptarse al desarrollo tecnológico de la humanidad, mientras los nuevos usuarios demandan evolución en la manera cómo le es suministrada la información.

Ahora, los lectores no sólo exigen inmediatez en la recepción de información, sino que también piden una forma más real de hacérsela llegar, obligando al periodista a actualizarse, aprendiendo a utilizar las nuevas tecnología de información y comunicación. Este proceso fue el que dio nacimiento al término  periodismo digital.


¿Pero, qué es el periodismo digital?

Hasta hace poco los periodistas eran "los que informaban", los "profesionales de la información", sin embargo, Ramón Salaverría, del Laboratorio de Comunicación Multimedia de la Universidad de Navarra dice:  

"El propio concepto de periodista viene discutiéndose desde hace décadas, especialmente desde la implantación masiva de la radio y la televisión. Con la llegada de Internet se habla de un metamedio que aglutina el audio, el texto y las imágenes. Internet tiene la inmediatez de la radio, la profundidad de contenidos del periódico y el impacto de la imagen televisiva. Según el autor se puede apuntar a Internet como una herramienta que incorpora todos los medios de comunicación tradicionales, que vienen apoyar el trabajo del periodista."



Por otro lado, Quim Gil, periodista español y profesor del curso de postgrado de Periodismo Digital de la Universidad Abierta de Cataluña, afirma que “el verdadero periodismo digital sería el periodismo en red, ya que éste "rompe con la comunicación lineal y unidireccional", e implica una serie de cambios fundamentales respecto a las rutinas del periodismo tradicional”.


Quim Gil

Ambos artífices coinciden en que la labor del periodista no está situada en simplemente elaborar publicaciones digitales, ni elaboración de contenidos; el verdadero trabajo del periodista digital es la gestión de la información, es decir, el análisis y jerarquía de la misma. 

Recordemos entonces que ahora con Internet el problema no es la falta de información, sino saber distinguir lo significativo de lo irrelevante en el inmenso canal de contenidos. Por ello, estos llamados periodistas digitales tienen grandes retos que asumir para seguir cumpliendo cabalmente su rol de servidor público

 Quim Gil señala que los periodistas en la actualidad se enfrentan a los siguientes retos:
  • Aprender el uso y los beneficios de las nuevas tecnologías y los recursos de Internet.
  • Ser cada vez más precisos, directos y sintéticos en sus trabajos.
  • Valorar, aprender y aplicar los conocimientos de los diseñadores gráficos.
  • Dada la imposibilidad de controlar y certificar la veracidad de los trabajos que se publican en la red, es primordial aprender a reconocer en ella aquellas fuentes fidedignas y serias, y separarlas de lo que es información no contrastada, imprecisa, no consecuente, o falsa.


Perfil del periodista del futuro



Por su parte, la Directora de Radar (Monitoreo) Danisbel Gómez Morillo, de la Cadena Capriles, señala que más allá del término periodismo en línea, 2.0, 3.0, electrónico, digital, lo trascendente de esta nueva era de conexiones, es el cambio de los conceptos tradicionales de intercambio (hoy todo se comparte, e incluso, mientras más se comparta se puede entender como más exitoso, por lo menos a nivel de audiencia), de usuario (cada vez más activo e involucrado en la propia difusión de un acontecimiento) y el de inmediatez (la noticia general o nacional cada vez tiene un rango de existencia más corta).

La autora destaca que el contenido publicado debe responder a tres factores:
  • Util
  • veraz 
  • y que responda a los intereses de la audiencia

Para la directora de Radar es necesario crear contenidos profundos y originales, aunque en algunos casos estos no generen mayores visitas, por el concepto de mantener un nivel óptimo que permita responder a la necesidad de información de las mayorías, pero también de quien desee conocer algo más de la noticia de primera plana.

Lee también: Retos del periodismo digital

  ¿ Desaparecerá el periódico impreso?

Los investigadores conciden que si bien es cierto que los medios digitales son el presente y el futuro, está muy lejos la muerte del papel, si es que esta alguna vez se dá.

Igualmente, el concepto de las relaciones entre la audiencia y el periodista no puede ser la fría pantalla de un ordenador o un teléfono inteligente. 


Se debe preferir, en la medida de lo posible, la presencia física en la calle o en el sitio de un suceso, la atención al público, entre otros factores que permiten crear un nivel de empatía superior, aunque las videoconferencias y demás herramientas que permiten una conversación mirando el rostro de tu interlocutor en tiempo real, va ganando terreno para algunos casos especiales (normalmente, con especialistas o personas retiradas de las ciudades más importantes de un país).    

A manera de concluir podemos decir que el periodismo digital, puede ser una profesión con futuro para quien desee especializarse y cuente con las herramientas necesarias para hacerlo. 

Estos nuevos profesionales tienen la ventaja de poder ser independientes y no depender de las grandes empresas de comunicación que filtran la información y la manejan como mejor les convenga. Sin embargo no debemos olvidar que la ética y responsabilidad al informar juegan un papel muy importante.