Post, meme y tuit, periodismo para nuevas generaciones

Un tuit, un meme en Facebook o un video en Youtube pueden ser más impactantes que un artículo en el periódico o un video en televisión. 

Por ello, el reto del periodista en la era digital incluye el aprender a observar de qué manera un tuit, un video, una breve entrada en un blog (un post) o una foto pueden ser la manera más efectiva y rápida de trasmitir una información.

El periodista de hoy debe saber ver el potencial de un meme  y entender que por medio de una iconografía con una frase irónica puede decirse mucho más que con un gran texto o una nota audiovisual sofisticada. Algo semejante al rol de las caricaturas en el periodismo tradicional. 




Pero si las redes sociales y los párrafos cortos son el periodismo de la actualidad, entonces, ¿dónde quedan los periodistas? Cualquier ciudadano puede volverse una figura de opinión, como los youtubers, quienes por medio de Youtube se han convertido en personajes reconocidos de internet y tienen influencia en los jóvenes. O los blogueros, quienes desde su casa comentan la realidad. 

El problema es el riesgo que esto representa, pues puede causar desinformación, llenando la red de “noticias basura” y banalizando el oficio. Por eso es el profesional quien debe aprender el nuevo lenguaje, para que el periodismo sea más atractivo y acorde a las exigencias de estas audiencias, sin perder su enfoque.

Según el estudio del Pew Research Center, la búsqueda de contenido informativo ha cambiado de generación a generación. Las nuevas generaciones (hoy entre los 20 y los 30 años, conocidos como los millennials) buscan mayor contenido informativo en internet que la generación X (padres) y sus antecesores, registrando los primeros un 59%, frente a un 53% de la generación X, seguidos por un 30% de los abuelos. 

Así, vemos que internet es el nuevo medio de preferencia de los jóvenes, y el periodismo debe aprender a captar esta audiencia.

Reconocidos periodistas digitales promueven la idea de que miremos nuevas maneras de informar y hagamos de las herramientas de internet una clave para el periodismo digital, lo que incluye usar memes, textos hipervinculados con audio, galerías fotográficas, entre otras.

Es importante entender que el periodismo tiene que cambiar sus formatos. No podemos pensar de manera tradicional y esperar que la recepción en la red sea igual, porque es un medio diferente a los medios tradicionales, con un lenguaje propio que tiene que ser adaptado y aplicado al contenido informativo, sea escrito o audiovisual. 


Mark Briggs en su texto Periodismo 2.0: una guía de alfabetización digital dice que como periodistas necesitamos cambiar nuestras prácticas para adaptarnos, pero no nuestros valores”. Es allí donde hay que tener cuidado, para no caer en las banalidades que bombardean internet a diario, sino saber transmitir  un periodismo de calidad, de manera clara y concreta.


El canal de Youtube El Pulso de la República, de México, es una muestra del nuevo lenguaje periodístico, en el que el humor, las dramatizaciones y el lenguaje informal y juvenil hacen de los contenidos sociales y políticos algo interesante de ver. Un canal con cerca de 1 450 000 suscriptores que rompen con los formatos televisivos y ofrece un nuevo modelo audiovisual, más dinámico y rápido, en el cual se da un contenido serio y relevante.

El periodismo está olvidando cómo contar historias, la familiarización que debe lograr con el lector, pero sobre todo trasmitir un sentimiento, una reflexión. Es ahí donde blogueros y youtubers están dando en el clavo. Son amigos de la audiencia, más no un tercero que les impone la información. 

El periodismo digital no sólo es de cambio y adaptación sino principalmente de unión. Una información creada en conjunto, un tuit, un video, o una imagen en Instagram, convergen en busca de la verdad y permiten mirar una noticia desde diferentes ángulos. El público es coautor del contenido. 


En consecuencia, ser periodista en la nueva va más allá de manejar la tecnología e implica saber cómo utilizar un tuit, un video, un post o una foto con enfoque informativo.

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Fuente: Juan David Montoya / http://www.elespectador.com/

Comentarios

Entradas populares de este blog

Los memes en periodismo: algo más que un chiste

Escritura digital: críticas a la pirámide invertida

La vieja y querida pirámide invertida