El manejo de las fuentes: eje del ejercicio periodístico en tiempos de Internet

Imagen relacionada

En el marco de una sociedad donde abundan los llamados periodistas ciudadanos (infociudadanía) y donde las herramientas para la difusión de información están al alcance de todos, el principal valor que actualmente puede aportar un periodista radica en sus fuentes: en el hallazgo de información veraz, original y relevante para las audiencias. 

Glenda González

La actividad del periodista ahora debe desarrollarse en un mundo en el que publicar información ya no es un privilegio del comunicador, sino una actividad que cualquiera puede desarrollar. A partir de esta posibilidad circula un volumen inédito de datos sin validar ni calificar. En este contexto, el trabajo de los periodistas no solo no deja de ser necesario, sino que se vuelve más necesario que nunca.


Uno de los primeros periodistas en sostener esta idea -y el referente más prestigioso de habla hispana que investigó el tema- es el español Ignacio Ramonet, cuyo libro "La explosión del periodismo", publicado en 2011, constituye uno de los aportes más lúcidos realizados desde las trincheras del oficio. 

Lea: ¿Sustituye el periodista ciudadano al periodista profesional?

En su libro, Ramonet se pregunta “¿qué es ser periodista hoy?”, lo que lleva a reflexionar sobre los cambios que introdujo la revolución digital en la labor periodística. La conclusión del periodista es que que el desafío que propone el nuevo contexto es el mismo que se le plantea al periodismo en todas las épocas: relevar e identificar fuentes fidedignas y, entre ellas, las que revistan mayor relevancia para la comunidad. La meta es construir con ellas un relato que aporte valor a la comunidad, en función de sus necesidades e intereses.

Esta idea,  ahora repetida por expertos y profesionales del área, comenzó a fortalecerse desde 2012, después de un lustro de parálisis y estupor ante los cambios que la irrupción de Internet produjo en los medios y en la labor de los periodistas.

De esta forma, si bien la tarea y el compromiso son los mismos, en el maremagnum de información que generan miles de millones de actores en todo el mundo, la tarea del periodista es “separar la paja del trigo”, en busca de fuentes verdaderas y relevantes. Una tarea cada vez más compleja. 

Sin embargo, como contrapartida, se cuentan con herramientas infinitamente más potentes y eficaces para buscar y monitorear fuentes, surgidas del mismo contexto que puso en jaque a la profesión.

Lea: Deconstruir la noticia: el enfoque de partículas

El planteamiento de dar mayor énfasis al manejo de las fuentes informativas  es compartido por docentes y profesionales en ejercicio, que insisten en la necesidad de poner el enfoque más en el “cómo” que en el “qué” de la tarea de los periodistas. Por ello, muchos académicos insisten en la necesidad de ofrecer a los estudiantes de comunicación social y a los nuevos profesionales,  capacitaciones sobre la utilización del contexto digital. 

El tema central en esta formación tiene que ver con el manejo de las fuentes: identificación, monitoreo y verificación de datos, para proceder después a su validación, aprendiendo la forma correcta de citarlas y publicarlas. Esto incluye lo relacionado con el manejo de los derechos de autor en Internet, entre otros aspectos.


Avances en el periodismo de verificación

canva-photo-editor.png

Como parte de esta premisa que convierte a los profesionales del periodismo  en baluartes de la verificación de la información, han surgido sitios y plataformas en Internet que ayudan a verificar datos. 

El objetivo es diferenciar el trabajo del periodista con el de la gente común que continuamente publica información. De esta forma, la labor del profesional se dirige a validar las informaciones y publicarlas con un tratamiento periodístico de rigor, que concuerde con la labor de informar. 

Entre los sitios se halla First Draft News, un espacio que provee recursos gratuitos de capacitación para verificar contenidos generados por usuarios e información proveniente de redes sociales. Una vez la persona se registra, puede recoger estos recursos en packs, lo que los hace fáciles de localizar y compartir cuando sea necesario.

También está disponible el Manual de verificación, compilado por periodistas de BBC, Storyful, y ABC, entre otros, que  ofrece una guía completa para verificar contenido generado por los usuarios durante emergencias, desastres y otros eventos de última hora.

En español está Verifikado, un fact-checker creado para comprobar la autenticidad de la noticias difundidas en la red. La página, dirigida por el periodista venezolano Fernando Núñez Noda,  realiza una verificación consultando en distintas fuentes, las compara entre ellas y luego da un veredicto. El sitio tiene su propio sistema de calificación para determinar si una noticia es falsa o no, haciendo público su análisis.



--------------------------------------------------------------------------------

Fuentes: 
https://medium.com/@perdig2016/



Comentarios

Mi foto
Glenda González
Subdirectora de Información y Comunicaciones (DIC-UCV). Comunicadora Social egresada de la Universidad Central con Maestría en Gerencia Empresarial (FACES-UCV). Docente en Educación Superior y facilitadora de cursos sobre medios digitales y escritura en internet.

Entradas más populares de este blog

Periodismo digital: evolución y características

La vieja y querida pirámide invertida

Post, meme y tuit, periodismo para nuevas generaciones