¿Qué es el periodismo ciudadano?

Imagen relacionada
Se trata de un movimiento periodístico en el que son los ciudadanos quienes se convierten en informadores. Cobra auge con el avance de los blogs, donde las personas, de forma personal y particular, exponen su visión de diversos asuntos sociales, culturales, políticos, económicos, locales, entre otros. 




El periodismo ciudadano (también denominado periodismo 2.0) se caracteriza por la participación de los propios ciudadanos en el proceso de creación y difusión de la información. 

Es un fenómeno alentado por la llamada democratización de Internet, el desarrollo de los medios digitales, las redes sociales y los entornos colaborativos. Gracias a todas estas herramientas los ciudadanos esquivan obstáculos e intermediarios de la industria editorial para convertirse en protagonistas de la creación y distribución de contenidos.

Esta democratización del periodismo y la información supone un nuevo paradigma en el mundo periodístico. Los ciudadanos-periodistas adquieren una gran independencia respecto a los medios de comunicación, editoriales, gabinetes de prensa… que hasta ahora se encargaban del filtrado y comunicación de la actualidad.

Así, por primera vez, los ciudadanos pueden en primera persona, de forma individual e incluso gratuita, convertirse en canal de difusión de los hechos más actuales. 

Lea: ¿Periodista digital vs periodista ciudadano?

Pero no solo el ciudadano se convierte en canal de difusión, sino que también dispone de las herramientas necesarias para crear piezas informativas en distintos formatos, que hasta hace no muchos años solo usaban profesionales del periodismo y en un entorno profesional. Grabadoras , cámaras de video, computadoras portátiles, redes sociales… Son las grandes armas del periodista ciudadano. Gracias a ellas puede comunicar todo lo que presencia, allá donde esté, en tiempo real y a una audiencia global.


En términos generales la tendencia se caracteriza por:

  • Favorecer el trabajo colaborativo: la posibilidad de aportar y recibir aportes de la red de comunicadores/ as que colaboran entre sí.
  • Ser horizontal, lo que implica la inexistencia o la reducción de la jerarquía mediática.
  • Hacer posible la independencia de poderes mediáticos como las empresas o partidos políticos.
  • Explorar otras formas periodísticas trabajando con principios como la subjetividad asumida o la suma de subjetividades.
  • Reducir los intermediarios, incluyendo la posibilidad de que las mismas fuentes informativas y protagonistas de los hechos se conviertan en comunicadores.
  • Permitir la realización de un trabajo con una cantidad menos limitada de fuentes, considerando que no hay una línea editorial periodístico-empresarial que seguir.
Muchos debates se han generado sobre si esta participación ciudadana puede considerarse periodismo, ya que no es profesional. En ese sentido, muchos optan por llamar infociudadano y no periodista ciudadano a quienes, sin ser periodistas, se dedican a hacer coberturas y difundir información. 

Justo a partir de estas consideraciones sobre la forma en que muchas personas asumen la labor periodística, es que actualmente se trabaja en la redefinición del rol del periodista en esta era de información. Con ello se asigna al profesional un nuevo papel,  en el marco de la sobreabundancia de información que generan las nuevas tecnologías. 

------------------------------------------------------------------------------
Fuentes: https://www.iebschool.com/blog/
Imagen: deperiodismo.com


Comentarios

Mi foto
Glenda González
Subdirectora de Información y Comunicaciones (DIC-UCV). Comunicadora Social egresada de la Universidad Central con Maestría en Gerencia Empresarial (FACES-UCV). Docente en Educación Superior y facilitadora de cursos sobre medios digitales y escritura en internet.

Entradas más populares de este blog

Periodismo digital: evolución y características

La vieja y querida pirámide invertida

Post, meme y tuit, periodismo para nuevas generaciones